Psicología Social, de Hogg y Vaughan

El ser humano no es una isla. Continuamente estamos rodeados de otros muchos con los que interactuamos y a los que necesitamos para vivir y desarrollarnos como personas. Esta interacción, estrechamente relacionada con nuestros pensamientos, sentimientos y comportamientos, es el objeto de estudio de la Psicología Social. De hecho, para muchos expertos la psicología individual no existe si no es en relación a la social, y así como nuestros procesos de interacción colectiva se ven determinados por los factores individuales, estos últimos dependen también de los condicionantes sociales.

Se trata de un campo amplio y variado, que Michael A. Hogg, de la Universidad de Queensland, y Graham M. Vaughan, de la Universidad de Auckland, han sabido recoger en su obra Psicología Social (Editorial Panamericana). Se trata de un manual muy completo, que hace un recorrido exhaustivo de la disciplina y no olvida ninguno de sus tópicos relevantes: desde el propio concepto del yo hasta las relaciones de amor y amistad, pasando por ejemplo por los procesos atribucionales, los cambios de actitud, o el altruismo y la agresividad. Además incluye también temas como la cultura, clásicamente olvidado y muy colindante con la sociología, y recoge en él asuntos tan de actualidad como la integración multicultural.

Psicología Social 1Enfocado como un manual para alumnos de la asignatura, presenta un esquema muy pedagógico. Incluye preguntas introductorias que orientan respecto a qué se puede encontrar en cada capítulo y cómo relacionarlo con experiencias propias, términos clave que se definen tanto en el propio texto como en el glosario del final del libro, figuras y tablas que ayudan a ilustrar las ideas principales, y resúmenes que recogen las ideas centrales de cada capítulo. Para el estudiante, resulta de gran utilidad encontrar este tipo de ayudas que le permiten acceder fácilmente a los aspectos más relevantes de cada tema.

Como todo buen manual académico, parte de los fundamentos básicos de la materia para ir avanzando y profundizando en las diferentes explicaciones. No olvida detenerse en los fundamentos metodológicos de la disciplina, y hace a su vez un breve repaso de los aspectos éticos de la investigación aplicada, tan conflictivos en muchos casos. Incluye también algunos apuntes sobre la historia tanto en general del área como en concreto de algunos temas particulares, lo que ayuda a formarse una visión más completa.

Además, las explicaciones de cada tema no olvidan los aspectos más criticados desde las diferentes perspectivas, recoge datos de investigaciones sobre las diferentes materias (tanto las últimas investigaciones como las más clásicas) y hace siempre referencia a las aplicaciones prácticas y situaciones de la vida real. Este último aspecto es quizás uno de los más valorables de todo el libro, ya que los continuos ejemplos cercanos a la experiencia del lector hacen que la materia, ya de por sí atractiva, se asimile aún con mayor facilidad. Un ejemplo de esa vocación de cercanía y aplicabilidad es la propuesta de libros y películas que, a juicio de los autores, pueden servir de referencias útiles para enmarcar los conceptos tratados en cada capítulo. El clásico glosario (definición de conceptos), el índice de autores y el analítico (que permiten encontrar en qué parte del libro se habla de cada materia) completan la ayuda.

Hay que decir, no obstante, que el libro mejoraría para el lector español si contara con una traducción más cercana a las formas de expresión propias de nuestro país. Nos encontramos con frecuentes expresiones y giros idiomáticos quizás más propios de América Latina, no correctamente españolizadas y que por lo tanto nos resultan extraños. Es de suponer que el origen de las traductoras (latinoamericanas) ha condicionado este aspecto, que aunque no molesta en exceso sí provoca que en ocasiones la lectura se haga algo rara y pueda dificultar puntualmente la comprensión de algunos pasajes del texto. Por otro lado, en algunos aspectos el manual da la impresión de no estar del todo actualizado. La mayoría de los estudios que se citan son como mucho de principios de la década de 2000 y a pesar de haber revisado para esta edición (la 5ª) una gran variedad de temas, el lector puede quedarse con la duda de si existe investigación posterior y quizás más moderna.

Sin embargo, los aspectos criticables no desmerecen un libro que resulta muy aconsejable para quienes busquen en un único texto todos los contenidos relevantes de la Psicología Social, bien explicados, con rigor y aplicación práctica.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *