Sesgos cognitivos

Continuamente estamos expuestos a la información del mundo que nos rodea. Lo que dicen o hacen otras personas, lo que sentimos y pensamos nosotros mismos, lo que hemos vivido o lo que creemos que nos va a suceder, entre otras muchas, son situaciones a las que prestamos una atención más o menos consciente. De otro modo, sería imposible adaptarnos a nuestra realidad y desenvolvernos en ella con una mínima eficacia. Pero esto no quiere decir que nuestra mente elabore toda esa información de forma plenamente lógica y racional. Hacerlo exigiría atender a toda la información importante y valorar todas las alternativas razonablemente relevantes, lo que supondría un tiempo del que no disponemos y un esfuerzo excesivo del que no somos capaces. En otras palabras, ser totalmente racionales nos bloquearía y nos impediría reaccionar con la rapidez necesaria.Cabeza en construcción

En su lugar, lo normal es que utilicemos fórmulas de pensamiento heurísticas (estrategias simplificadas que permiten llegar a conclusiones y soluciones suficientemente fiables frente a problemas difíciles), gracias a las cuales casi siempre conseguimos encontrar las mejores respuestas. Pero esto significa también que no somos precisamente racionales, sino más bien todo lo contrario: continuamente caemos en distorsiones y sesgos cognitivos que son necesarios y útiles aunque también inexactos. Son muchos los ejemplos, algunos de los cuales ya hemos comentado en este blog (aquí, aquí, aquí y aquí, por ejemplo). En sentido estricto, son juicios imperfectos e interpretaciones ilógicas, pero que funcionan ya que nos permiten llegar de forma rápida a decisiones y acciones eficaces.

El blog El Caparazón ha elaborado una interesante infografía que recoge los sesgos cognitivos más importantes en que cae el ser humano. Citando palabras de su autora, Dolors Reig, “quizás conocerlos pueda ayudar a que seamos más críticos, de forma constructiva con nuestro pensamiento o el de los demás

sesgos

Fuente: El caparazón

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *